viernes, 9 de abril de 2010

Deconstrucción de dos albóndigas de IKEA















Esta receta visual requiere ciertos conocimientos culinarios. Por su complejidad yo les aconsejaría comenzar con una albóndiga y una rebanada de pan, para ir tomando práctica.Cuando dominen la técnica serán ustedes la admiración de propios y extraños!
Entre el primer y segundo paso notarán poca diferencia, pero el añadido de una servilletita , tipo "linda"* o "mona", es fundamental.
Sin más, pasemos a la práctica. Buena suerte!
*(Del argentino vocablo "linda ,la servishetita, la bordahte vos?")



4 comentarios:

Noema dijo...

Esteee, qué manera de deconstruir, ché!
Jajaja!

Noema dijo...

Venían con las instrucciones para desmontar? Las albóndigas de IKEA, digo.

con Ka dijo...

Hehe, muy bueno. ¿Las almóndigas caseras se pueden deconstruir igual?
:)

Deniz dijo...

Las deconstrucciones, se basan en años de pensamiento filosófico hasta llegar a un punto clave lleno de significado como bien demuestra tu habilidosa receta, no todo el mundo está capacitado para entenderlo y hacerlo. Eres una grande!